Cala de illa Gran

La embarcación se fondea en el interior de la cala que se abre al Noreste de la Illa Gran d’Addaia, sobre unos 8 m de profundidad. Aquí, el paisaje del fondo está formado por grandes bloques rocosos que descienden paulatinamente hasta su límite con la arena, a 25 m de profundidad, donde también se aprecian algunas manchas de posidonia.

Las paredes que limitan la cala caen verticalmente hasta los 8 m en la zona interior, mientras que el costado Norte -a la salida de la cala- continua en una pared submarina que desciende escalonada hasta los 26 m de profundidad. La inmersión se inicia buceando hacia el Norte junto a esta pared, que se mantendrá a la izquierda, explorando primero la zona más profunda. Después, cuando la reserva de aire lo aconseje, hay que regresar a menor profundidad y recorrer el conjunto de bloques rocosos, donde se pueden descubrir meros, congrios, morenas y pulpos.