Na carabó

Este punto de inmersión se encuentra a 400 m al Norte de las Illes Carbó, en mitad del paso entre la Illa Petita d’Addaia y la costa de Menorca. En su parte más superficial de alcanzan los 14 m, pero con frecuencia el fondeo va a parar a 18 o 20 m de profundidad. Es una zona muy protegida de todos los vientos, aunque el del Norte puede enturbiar las aguas. En la parte alta, el fondo está cubierto de roca, arena y posidonia, entre la que abundan las nacras; en cambio, a partir de los 30 o 32 m de profundidad domina la arena. Desde el fondeo, nos dejamos caer ligeramente hacia poniente y se inicia la inmersión hacia el Norte, para seguir la pared submarina llena de agujeros que se extiende más o menos con un rumbo de 30º o 40º, entre los 18 y los 30 m. Durante este trayecto, la pared se mantendrá a la derecha, mientras se admiran esponjas multicolores, briozzos, nudibranquios, langostas, cigalas, sargos, morenas y meros. A escasa distancia del fondeo se encuentra una zona popularmente conocida como la pista, pues su aspecto es similar a una pista de esquí con fondo de arena que se precipita hacia el Norte - Noroeste desde los 14 m hasta los 32 m.

ANCLAS Y RESTOS ARQUEOLÓGICOS
Uno de los atractivos de la inmersión de Na Carabó son las tres grandes anclas que yacen en los fondos: las dos primeras se encuentran juntas, entre la posidonia, a 18 m de profundidad; la tercera reposa a 31 m sobre la arena, junto a la base de la pared submarina. Sobre estos fondos yacen restos de vasijas con indudable interés arqueológico.