LA CUEVA GRANDE

Se fondea la embarcacion frente al extremos noreste de Punta Grossa, en las proximidades de un pequeño saliente conocido como punta D’En Banc, sobre 25 m de agua. El fondeo se situa justo delante de la entrada dela cueva a visitar. La inmersion se comienza descendiendo por el cabo del ancla hasta llegar a un fondo dominado por grandes bloques encajados entre los que se forman pasillos y tuneles. Es esta una zona muy atractiva, con el fondo a 32 m, aunque a poca distancia se alcanzan los 40 m de profundidad. En este paisage submarino existe coral rojo a partir de los 30 o 32 m, ademas de tres colas, meros, morenas, etc.

NIEBLA SUBMARINA
Las paredes laterales de la pequeña cala que rodea la entrada de la cueva están cubiertas de gorgonia blanca. En verano, entre los 32 y los 25 m de profundidad, a veces tiene lugar un fenomeno de turbiez del agua similar a una niebla submarina en la que casi es posible ocultarse. Despues de visitar los fondos exteriores de la cueva, nos dirigimos a la entrada de la misma: una oscura e inmensa obertura que tiene la base a 32 m y el dintel a 17 m de profundidad, es decir, esta imponente entrada tiene 15 m de altura y supera los 10 m de amchura.

DIVISION EN DOS RAMAS
A partir de aqui, la Cueva Grande presenta dos grandes ramificaciones. Si se continua en linea recta, tras un recorrido de 50 m por un tunel aproximadamente de 30 m de diametro, cuya pared esta llena de atractivos agujeros, se llega a un fondo de arena situado a 12 m de profundidad, desde el que es posible admirar los lejanos y bellos contraluces de la entrada. A continuacion, como si se tratara de un sifon o una chimenea, el fondo de la cueva sube rapidamente, obligando a un perfecto control del chaleco para controlar la velocidad del ascenso. Se emerge entonces en un tranquilo lago cubierto por una amplia cupula de roca caliza. Aqui se pueden observa, entre otros atractivos, de la caprichosa naturaleza, estalactitas, estalagmitas, largos y estrechos macarrones colgando del techo y rocas redondeadas. Tras flotar un buen rato, relajandose ante este espectaculo geologico, se desciende en busca de la salida.

LUMINOSIDAD AZUL
A partir de cierta profundidad, a 12 o 15 m, resulta agradable apagar los focos y guiarse por el intenso color azul del agua. Junto a la entrada de la cueva, hacia el Este, se abre la segunda ramificación de la gruta, que consiste en un tunel rocoso de 30 m de ancho y 30 m de longitud, que asciende gradualmente hasta alcanzar la superficie. La exploracion de la cueva Grande permite descubrir coral rojo, langostas, cigalas, quisquillos de arena -el suelo esta lleno de esqueletos de este tipo de erizos-, tres colas, congrios, brotolas y, en ocasiones, meros.