EL CHAMPIÑÓN

El Champiñón es el nombre familiar con el que los buceadores de la zona conocen la roca de Taronjer. Esta roca sobresale unos 3 m por encima del agua y tiene el aspecto de un champiñón de 3 m de diámetro; su base se encuentra a 14 m de profundidad. Taronjer se encuentra a apenas un centenar de metros del extremo norte de la punta Taronjer. No muy lejos se alzan las construcciones de una urbanización.

ARRECIFES ROCOSOS
Se fondea junta a la punta Taronjer, sobre unos 8 a 10 m de agua. Los fondos aquí presentan diferentes bloques rocosos -algunos de gran tamaño y con la parte superior cubierta de Padina pavonica-, que se disponen en la suave pendiente existente entre los 8 y los 18 m. A partir de esa profundidad, la arena domina el paisaje. Al bucear junto a la pared de la punta en dirección Sur, a 12 m de profundidad se encuentran los restos de una enorme cadena y de una enorme ancla que aparece encajada en la roca. No muy lejos, a 14 o 18 m de profundidad, se descubre una serie de arrecifes rocosos separados por franjas de arena; estas franjas rocosas presentan gran número de grietas y túneles. Se puede acabar la inmersión buceando hacia el Norte para visitar la base de el Champiñón, antes de regresar al fondeo. En conjunto es una inmersión adecuada para principiantes, pues combina una atractiva luz bajo el agua, la visita a los túneles y el encuentro con morenas, meros pequeños y otras especies.