ESCULLS D’EN TRUYOL

Los Esculls d’En Truyol son una pareja de escollos que emergen a 200 m al Norte de Punta Grossa. El mayor de ellos tiene un diámetro en superficie de 10 m. Sobre estos escollos suelen posarse cormoranes, lo que ha valido al punto de buceo el sobrenombre de El Cormorán. Se fondea sobre 10 m de fondo, y la inmersión consiste en completar una vuelta alrededor de ambas peñas, buceando en el sentido de las agujas del reloj.

PRECAUCIÓN ANTE LAS BOMBAS
En diferentes puntos alrededor de estos escollos, entre los 20 y los 25 m de profundidad, se localizan antiguas bombas integradas en la roca; su carga explosiva puede constituir un serio peligro, así que conviene evitar tocarlas. A levante del conjunto rocoso, el paisaje submarino está formado por rocas y posidonia entre los 20 y 28 m, imponiéndose la arena a partir de los 30 m. Al Sureste del escollo mayor, destaca una gran roca que se eleva desde los 28 m hasta los 12 m de la superficie; junto a ella suelen nadar espetones, y en su parte baja proliferan los espirógrafos. Cerca de esta roca, en la pared del escollo, se abre un túnel cuya entrada se encuentra a 10 m de profundidad. Esta galeria se prolonga 15 m, con un diámetro de unos 3 m, hasta llegar a la salida situada apenas a un par de metros de la superficie. En los fondos a poniente de los Esculls d’En Truyol, se acumulan unas piedras muy grandes situadas aproximadamente a 18 m de profundidad. Durante esta inmersión se pueden encontrar pulpos, nudibranquios, nacras, grandes meros, espetones, serviolas y otras especies.